Características

El Proyecto Aquiles se ha desarrollado con el objetivo de facilitar la utilización de los vehículos eléctricos de dos ruedas y similares, evolucionando y mejorando uno de los puntos críticos en la operativa diaria con este tipo de vehículos: su recarga.

Hasta la fecha, el proceso de recarga de los vehículos eléctricos era simple pero ineficiente. El usuario del vehículo operaba con él con normalidad hasta el momento en que las baterías se agotaban o estaban cerca de agotar su carga energética útil, momento en el que estas debían ser recargadas. Para ello, el usuario debía conectar su vehículo a un punto de recarga realizándose una carga conjunta del mismo. El principal inconveniente de este sistema es la escasa flexibilidad (el vehículo tiene carga o no la tiene) y que, durante el proceso de recarga, el vehículo no está operativo, no pudiendo por tanto circular.

Con la introducción del Sistema Emic, el sistema (Vehículo Eléctrico + Baterías) ha dejado de ser binario (tiene carga, no tiene carga), permitiendo una mayor flexibilidad al usuario y disminuyendo por tanto o eliminando incluso los periodos en los que el vehículo debe hacer una parada obligada para recargar las baterías. El Proyecto Aquiles entra en juego en este momento, ofreciendo un abanico de posibilidades de recarga destinadas todas a mejorar la experiencia de uso de este tipo de vehículos y su movilidad. 

Actualmente, el sistema AQUILES permite 3 modalidades de recarga independientes y complementarias:
  • Armario de recarga en el que se depositaría el cartucho agotado y se retiraría uno completamente cargado
  • Cargador de sobremesa, que permitiría cargar los cartuchos agotados en el propio domicilio u oficina
  • Carga conjunta del vehículo, conectándolo a un punto de cargra de la red eléctrica.